Calabacín con tomate

Mi madre me prestó el libro de Julius (Sigue cocinando en 22 minutos) y me apetecía probar recetas nuevas y que fueran facilitas. La primera que he hecho ha sido esta y creo que repetiré porque es bien sencilla y me ha gustado la mezcla. Tiene ese toque de “pizza” que le da el tomate con orégano.

Ingredientes para 1 persona (un plato bastante abundante):

  • un calabacín
  • un tomate maduro
  • 3 cucharadas de tomate triturado (yo lo compré de bote)
  • queso rallado para gratinar
  • ajo en polvo
  • orégano
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación:

Lavamos el calabacín y lo cortamos en rodajas finas (yo no le quito la piel). Pelamos el tomate y lo troceamos. Echamos ambos ingredientes a la sartén con un poco de aceite, ajo en polvo y sal y lo ponemos a fuego lento hasta que se vaya haciendo el calabacín.

Mientras, precalentamos el horno.

Cuando el calabacín se haya hecho, añadimos el tomate triturado con un poco de orégano, bajamos el fuego y dejamos que se haga un par de minutos. Entonces lo ponemos en una fuente de horno, echamos el queso rallado por encima y gratinamos en el horno durante 5 mintuos. Listo.

Quesada

Quería hacer un postre de queso, pero sin utilizar el queso philadephia, sino queso normal, así que busqué y busqué hasta que encontré esta receta de quesada. Está riquísima, pero aviso que sale mucha cantidad, así que se pueden reducir las cantidades si queréis para menos personas.

Ingredientes:

  • un yogurt natural (125 gramos)
  • dos medida de yogur de harina
  • dos medidas de yogur de azúcar
  • cuatro medidas de leche
  • un chorro de aceite de girasol
  • dos huevos
  • una cucharadita de canela
  • medio sobre de levadura
  • una bolsa de queso rallado o en polvo (unos 150 ó 200 gramos)
  • mantequilla y un poco de harina para el molde

Preparación:

Precalentar el horno a 220ºC. Preparar el molde untándolo con la mantequilla y espolvoreando un poco de harina por encima. Aquí no vale el papel vegetal ¡mecachis!

Verter todos los ingredientes en un bol y batirlo hasta que no queden grumos (¿a que es fácil?). Echar la mezcla en el molde.

Meter al horno durante 5 minutos a 220ºC y luego bajar la temperatura a 160ºC y dejarlo unos 40 minutos. Subirá un poco, pero baja al enfriarse, y queda con una textura pastosa (lo digo porque a mí siempre me parece que tiene que quedar como un bizcocho las recetas que llevan harina, y luego me doy cuenta de que no es así) y apelmazada.

Una idea que se me ocurrió después es sacarlo 5 minutos antes y echar mermelada de frambuesa por encima, y dejarlo hacer los últimos 5 minutos con la mermelada; como casi todas las tartas de queso la llevan, se puede hacer. Pero está también muy rico tal cual.

Mi quesada salió un poco oscura porque justo se me acabó el azúcar blanco y tuve que utilizar el moreno, pero el sabor creo que es el mismo.

Almodrote (Con y sin Thermomix)

– Señor, el buen aparejo hace buen artífice. Este pan está sabrosísimo, y esta uña de vaca tan bien cocida y sazonada, que no habrá a quien no convide con su sabor.

–    ¿Uña de vaca es?

–    Sí, señor.

–    Dígote que es el mejor bocado del mundo, y que no hay faisán que ansí me sepa.

–    Pues pruebe, señor, y verá qué tal está.

Póngole en las uñas la otra y tres o cuatro raciones de pan de lo más blanco; y asentóseme al lado, y comienza a comer como aquel que lo había gana, royendo cada huesecillo de aquéllos mejor que un galgo suyo lo hiciera.

–    Con almodrote- decía- es este singular manjar

Lazarillo de Tormes

Al parecer éste es un plato de la cocina sefardí, se puede comer acompañando carnes, como el Lazarillo, o untado en pan. La receta está sacada de “Recetas de la abuela nº1” y se puede elaborar tanto con Thermomix como sin ella.

Ingredientes:

–          750 g de berenjenas,

–          750 g de agua,

–          200 g de queso rallado,

–          4 huevos,

–          100 g de nata para cocinar,

–          Sal y

–          pimienta

Preparación

Con Thermomix:

1º Pelar las berenjenas y cortarlas en rodajas gruesas. Colocar en recipiente varoma. Echar 750 g de agua en el vaso, cerrar y colocar encima el recipiente varoma. Programar 30 minutos, temperatura varoma, velocidad 2.

2º Precalentar el horno a 200 ºC.

3º Desechar el agua del vaso y colocar en él los huevos, la nata, la sal, la pimienta y 150 g del queso rallado. Mezclar progresivamente hasta la velocidad 6, durante 30 segundos.

4º Verter en un molde refractario o en varios individuales. Espolvorear el queso por encima y colocar en el horno al baño María unos 45 minutos.

Sin Thermomix:

1º Pelar las berenjenas y cortarlas en rodajas gruesas. Cocerlas al vapor hasta que estén blandas.

2º Precalentar el horno a 200 ºC.

3º Batir las berenjenas, los huevos, la nata, la sal, la pimienta y 150 g del queso rallado, hasta que se mezcle todo bien.

4º Verter en un molde refractario o en varios individuales. Espolvorear el queso por encima y colocar en el horno al baño María unos 45 minutos.