Tarta de limón sin horno

tarta de limón

¡No os imagináis las ganas que tenía de hacer una tarta de limón! Sin horno, que en estas fechas no apetece nada, y con limón de verdad en lugar de gelatina. Allá vamos:

Base de galletas:

  • 150 g de galletas digestive de avena
  • 60 g de mantequilla sin sal derretida

Relleno de la tarta:

  • 100 ml de zumo de limón
  • 50 g de azúcar
  • 4 hojas de gelatina
  • 250 g de queso philadelphia
  • 200 ml de nata para montar + 50 g de azúcar

Cobertura:

  • 100 ml de zumo de limón
  • 50 ml de agua
  • 50 g de azúcar
  • 1 hoja de gelatina
  • ralladura de un limón

Preparación:

Forrad un molde desmontable con papel vegetal.

Base de galletas: trituramos las galletas, añadimos la mantequilla derretida y mezclamos bien. Lo echamos en el molde y aplastamos bien con una cuchara. Reservamos en la nevera.

Relleno: 

Metemos las hojas de gelatina en agua fría, al menos 10 minutos. Calentamos el zumo de limón junto con el azúcar en un cazo, sin dejar de remover. En cuanto hierva, echamos la gelatina bien escurrida y removemos para que se integre. Reservamos.

Montamos la nata con el azúcar; no hace falta montarla “del todo”; que quede como una crema.

Echamos el queso de untar en un bol y añadimos el zumo de limón. Removemos bien, primero con una espátula y luego con unas varillas hasta que no queden grumos. Añadimos la nata montada y lo mezclamos todo bien. Lo echamos sobre la base de galletas.

Lo dejamos enfriar en el frigorífico al menos 4 horas.

Cobertura: 

Hidratamos la hoja de gelatina en agua durante 10 minutos.

Calentamos el zumo de limón, el agua y el azúcar en un cazo y, cuando hierva, retiramos del fuego y añadimos la gelatina bien escurrida. Removemos para que se integre y lo dejamos enfriar un poco para que no nos estropee la tarta (lo que ocurre si lo echamos aún caliente).

Una vez templado, lo añadimos con cuidado sobre la tarta. Espolvoreamos la ralladura por encima y dejamos enfriar al menos 2 horas.

Desmoldamos, ¡y listo!

Tarta de café

¿Quién se apunta a una tarta de café que NO necesita horno?

Veo que os he convencido 😉

Esta tarta me la he inventado yo misma, copiando algunos pasos de otras recetas que he hecho de tartas frías. Hace poco estaba experimentando recetas de café con leche helado, y se me ocurrió que el invento no quedaría mal en forma de tarta, ¡¡y estaba en lo cierto!! 😀

Así que, para los más cafeteros, aquí va esta tarta.

tarta de café

Ingredientes:

Para la base:

  • 200 gramos de galletas digestive
  • 60 gramos de mantequilla

Para la tarta:

  • 300 ml de nata para montar
  • 3 cucharadas soperas de azúcar
  • 200 g de queso philadelphia
  • 100 ml de agua
  • 3 cucharadas soperas de café soluble  (yo uso el Expresso del Mercadona)
  • 6 hojas de gelatina

Para la cobertura:

  • 50 ml de nata para montar
  • 80 gramos de chocolate blanco (Nestlé postres)
  • 10 gramos de mantequilla
  • un puñado de nueces peladas

Preparación:

Yo utilicé un molde desmontable de 18 cm de diámetro, colocando papel de horno en la base, y también en los laterales (para que luego sea más sencillo desmoldar la tarta).

La base de galletas:

Trituramos las galletas y echamos la mantequilla derretida por encima. Mezclamos bien y vertemos la mezcla en el molde, extendiéndolo bien por toda la base y presionando con una cuchara para que quede firme.

La tarta:

Metemos las hojas de gelatina en un bol con agua fría para que se hidraten.

Montamos la nata con el azúcar y reservamos. Si os gusta el café muy dulzón, echad más azúcar en la nata. Mientras hacemos el resto de la tarta, dejamos el molde en la nevera para que coja consistencia.

En otro bol distinto echamos el queso philadelphia. Calentamos el agua hasta que hierva y echamos el café soluble; removemos bien. A continuación escurrimos las hojas de gelatina y las añadimos al café y removemos; se disolverán instantáneamente. Echamos el café en el bol con el queso philadelphia y batimos hasta que quede todo mezclado (yo utilicé la batidora).

Ahora, con unas varillas manuales, vamos añadiendo una a una cucharadas de la nata montada en el bol donde está la mezcla de philadelphia y café. Echamos una cucharada de nata, y haciendo movimientos envolventes con las varillas lo vamos integrando; luego otra cucharada de nata y mezclamos con cuidado con las varillas, y así hasta que lo tengamos todo unido.

Echamos la mezcla en el molde y dejamos enfriar al menos 2-3 horas en el frigorífico.

La cobertura:

Calentamos la nata hasta que hierva, retiramos del fuego y echamos el chocolate en dados. Removemos hasta que se haya derretido y mezclado con la nata. Añadimos la mantequilla para que le dé brillo.

Vertemos la cobertura sobre la tarta (ya lo habremos desmoldado), con cuidado y dejando caer un poco por los bordes. Echamos las nueces por encima y volvemos a meter todo en el frigorífico un par de horas.

¡Listo!

¡Mi tarta de cumpleaños!

Este año he decidido inventarme un poco la tarta, usando básicamente un bizcocho de chocolate y el relleno que uso normalmente para el tiramisú. La receta del bizcocho y de la cobertura la saqué de aquí.

Este es el resultado:

cumple 1

El bizcocho de chocolate:

  • 6 huevos
  • 300 g de azúcar
  • 250 ml de aceite de girasol
  • 1 cucharada sopera de esencia de vainilla
  • 120 g de harina
  • 125 g de almendra molida
  • 40 g de cacao en polvo
  • un sobre de levadura

Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos un molde desmontable: colocamos papel de horno en la base y untamos las paredes con mantequilla.

En un bol mezclamos los ingredientes secos (harina, almendra molida, cacao y levadura) y reservamos.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que crezcan y queden espumosos. Luego, sin dejar de batir, añadimos el aceite como en un hilo, poco a poco hasta que se incorpore, y lo mismo hacemos con la esencia de vainilla. A continuación vamos incorporando los ingredientes secos poco a poco, removiendo con cuidado para que no se nos baje la mezcla.

Una vez todo listo, lo echamos en el molde y lo metemos al horno a 180ºC durante 50-60 minutos. Dependerá de cada horno, pero vamos mirando el estado con un palillo: cuando al introducirlo en el bizcocho nos salga limpio, es que ya está listo.

Sacar del horno y dejar enfriar completamente.

El almíbar:

  • 400 g de agua
  • 150 g de azúcar.

Calentamos el agua con el azúcar hasta que se disuelva y empiece a hervir. Dejamos hirviendo a fuego lento durante 10 mintuos.

Luego sacamos del fuego y dejamos que enfríe.

Para el relleno:

  • 200 g de nata para montar
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 150 g de queso philadelphia

Montamos la nata con el azúcar, que quede bien espesa. Luego añadimos el queso y batimos un poco más para mezclarlos bien. Reservamos en la nevera.

La cobertura: ganaché de chocolate

  • 150 g de chocolate de cobertura (yo usé Nestlé postres)
  • 150 g de nata líquida
  • 60 g de mantequilla

La cobertura hay que hacerla justo antes de utilizarla, así que irá después del montaje, que explicaré a continuación.

Ponemos la nata en un cazo al fuego hasta que hierva. Entonces la sacamos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Removemos bien hasta que se incorpore por completo y añadimos la mantequilla troceada y también removemos hasta que se incorpore.

Dejaremos enfriar unos 10 ninutos antes de echarlo por encima del bizcocho.

Montaje:

Una vez que el bizcocho y el almíbar hayan enfríado, podemos empezar.

Cortamos el bizcocho en 2 y empapamos cada una con el almíbar. La parte que será la base del bizcocho ya la colocamos sobre la fuente donde vayamos a servirlo.

Sobre esa base vertemos el relleno de nata, que quede una capa bastante espesa. Nos sobrará relleno: metedlo en una manga pastelera, pues es lo que utilizaremos para decorar (yo no tengo manga pastelera y utilizo una bolsa de plástico con una esquina cortada).

Colocamos la tapa del bizcocho (ya empapada en almíbar) y es entonces cuando habremos hecho la cobertura y esperaremos a que enfríe y solidifique un poco antes de utilizarla. Vertemos  con cuidado el chocolate por encima del bizcocho, dejando que caiga por los laterales (se irá solidificando). Nos podemos ayudar de un cuchillo o una espátula para repartirlo por los bordes. Dejamos enfriar completamente antes de adornar.

Para adornarlo yo he utilizado el resto del relleno, azúcar de colores y unas pinturas de colores para repostería que compré en el Dia (donde ahora tienen un montón de productos de este estilo: colorantes de colores, todo tipo de azúcar de distintos colores y formas, etc.). Eso es según la maña de cada uno; la mía brilla por su ausencia, jaja, pero el bizcocho quedará estupendo de todas formas, ¡prometido!

cumple 2

cumple 3

Tarta de Piña

Esta veraniega tarta está sacada del libro “Thermomix 31. Imprescindible para tu cocina”.

Ingredientes:

  • 500 g de nata para montar (debe estar muy fría)
  • 1 tarrina de queso tipo Philadelphia
  • 50 gr de azúcar
  • 1 lata de 1 kg de piña en almíbar
  • Bizcochos de soletilla

Preparación:

1º Poner las mariposas en el robot Thermomix. Verter la nata, el queso y el azúcar. Batir unos segundos a velocidad 3 1/2.

2º Reservar la mezcla, dividiéndola en dos, una mitad para rellenar y la otra para adornar.

3º Reservar el jugo de la piña

4º Sin lavar el vaso echar las rodajas de piña guardando 8 para adornar. Triturar durante 20 segundos a velocidad 6.

5º Empapar los bizcochos en el jugo de la piña. Y forrar el molde elegido. Cubrir con la mezcla de nata-queso-azúcar, y volver a colocar otra capa de bizcochos bañados, y otra de puré de piña. Así sucesivamente.

6º Terminar con capa de bizcochos. Y adornar con la nata reservada y las rodajas de piña.