Pimientos rellenos de bacalao

Esta es de las pocas veces que me he puesto a cocinar comida en lugar de postre, y la verdad es que con lo bueno que me ha quedado, creo que no será la última. He mezclado dos recetas que he visto por ahí, porque cada una por separado no me convencía. Ahí va:

Ingredientes:

  • una cucharada de aceite + una nuez de mantequilla
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 400 g de bacalao (yo lo compré congelado)
  • 2 cucharadas de harina
  • 250 ml de leche
  • 12 pimientos del piquillo
  • un poco de tomate triturado
  • un poco de queso rallado

Preparación:

Picamos la cebolla y el pimiento y lo ponemos a pochar en una cazuela con el aceite y la mantequilla. El bacalao, si no está congelado, habrá que mantenerlo en agua unas horas para desalarlo; luego se le quita la piel y se desmigaja en trocitos pequeños y se añaden a la cazuela unos minutos para que se haga.

Añadimos la harina y removemos bien para que se integre con todos los ingredientes y después vamos echando la leche poco a poco, removiendo bien, hasta que se forme la bechamel. Dejamos a fuego lento 10 minutos sin dejar de remover para que espese y dejamos enfriar.

Lo más cómodo es meter esta masa en una manga pastelera e ir rellenando con ella los pimientos, pero también puede hacerse con una cuchara. Tras rellenarlos, los colocamos en una fuente de horno, les echamos por encima el tomate triturado y el queso rallado y los gratinamos en el horno unos 10 minutos.

Riquísimos.

Anuncios

Pure rosa

Este es un plato muy especial en mi casa. Lo hacía mi madre en ocasiones especiales y yo sigo esa tradición.

Mi hija María me lo pide siempre en Navidad.

Es un plato muy especial en verano ya que se toma fresco.

Ingredientes

  • 4 patatas grandes
  • 14 de bonito en escabeche
  • 1 tomate pelado y troceado
  • 3 pimientos del piquillo
  • aceite de oliva
  • Mahonesa

Modo de hacerlo

Cocer las patatas en agua con sal.

En el vaso de la batidora poner, el tomate, los pimientos, el bonito y triturar. No hace falta triturar mucho tiempo, no importa que el bonito quede en trocitos.

Sacar las patatas  y  con un tenedor aplastarlas hasta conseguir un puré. Añadir el tomate, el pimiento y el bonito triturado y mezclar bien, añadir aceite hasta que el puré quede suave.

El puré debe quedar de un color rosa, si no es así añadir más pimientos

Untar con aceite un molde de flan y poner ahí el puré. Guardar en la nevera para que esté frío.

Desmoldar en una fuente lisa. Cubrir con mahonesa y adornar con lechuga.