Tarta de chocolate blanco y galletas tipo chiquilín

La tarta de chocolate blanco y galletas oreo tuvo tanto éxito que para la celebración del cumple en familia la volví a hacer pero con una pequeña variación.

Tarta cumple de Santiago II

Ingredientes:

– 200 g de galletas tipo Chiquilín

– 100 g de mantequilla

– 500 ml de nata (35% de M.G.)

– 3 cucharadas de leche condensada

– 2 vasos de leche (aprox. 400 ml)

– 2 sobres de cuajada

– 150 g de chocolate blanco

Preparación:

1º. Poner en el vaso 200 las galletas y la mantequilla. Programar 6 segundos a velocidad 6.

2º. Colocar esta masa homogénea en el fondo de un molde desmoldable de unos 20 cm de diámetro. Y poner en el congelador.

3º. En el vaso limpio echar todos los ingredientes: el chocolate troceado, la nata, la leche condensada, la cuajada y la leche. Programar 10 minutos, temperatura 100º velocidad 2.

4º. A continuación programar 2 minutos a velocidad 3, y temperatura varoma.

5º. Verter esta mezcla sobre el fondo de tarta, hacerlo con movimientos circulares y muy poco a poco, para evitar que se mezclen las dos fases.

6º. Dejar reposar en frío al menos seis horas.

7º. Desmoldar y decorar con perlas de chocolate negro y blanco.

Tarta cumple de Sant II

Anuncios

Tarta de chocolate blanco y galletas oreo

Para el cumpleaños de mi hijo busqué una receta que tuviera los ingredientes que en esta etapa le gustan más a él: chocolate blanco y galletas oreo. Y la encontré.

Tarta cumple de Santiago I

Ingredientes:

– 300 g de galletas oreo (para la base y para adornar)

– 100 g de mantequilla

– 500 ml de nata (35% de M.G.)

– 3 cucharadas de leche condensada

– 2 vasos de leche (aprox. 400 ml)

– 2 sobres de cuajada

– 150 g de chocolate blanco

Preparación:

1º. Poner en el vaso 200 g de galletas y la mantequilla. Programar 6 segundos a velocidad 6.

2º. Colocar esta masa homogénea en el fondo de un molde desmoldable de unos 20 cm de diámetro. Y poner en el congelador.

3º. En el vaso limpio echar todos los ingredientes: el chocolate troceado, la nata, la leche condensada, la cuajada y la leche. Programar 10 minutos, temperatura 100º velocidad 2.

4º. A continuación programar 2 minutos a velocidad 3, y temperatura varoma.

5º. Verter esta mezcla sobre el fondo de tarta, hacerlo con movimientos circulares y muy poco a poco, para evitar que se mezclen las dos fases.

6º. Dejar reposar en frío al menos seis horas.

7º. Desmoldar y decorar. Para la decoración pulverizar 3 galletas con 3 golpes de turbo y repartir sobre la superficie y el resto de galletas se pueden poner en empalizada alrededor de la tarta (yo no las puse)

Tarta Portuguesa

Esta delicia de tarta es made in mi hermana. Es de nuestras tartas preferidas, por eso la hizo en el último festejo familiar: el cumpleaños de mi sobrina.

Marina, ¡Qué vas ya por 21!

Veo las fotos y se me hace la boca agua…

Ingredientes:

– 6 hojas de gelatina

– 1 litro de nata para montar

– 1 paquete de galletas tipo maría

– canela

– 1oo g de mantequilla

– 1 bote pequeño de leche condensada

Preparación:

1º.  Poner en remojo la gelatina en agua fria.

2º.  Triturar las galletas, separar unas cucharadas y mezclar con la canela. El resto mezclar con la mantequilla derretida y forrar la base de un molde desmontable.

3º.  Calentar unos 150 g de nata y desleir bien (que quede sin grumos). En ella se pone la gelatina escurrida.

4º. Montar el resto de la nata.

5º.  Mezclar en un bol grande, la nata montada, la leche condensada y la nata con la gelatina.

6º. Verter en el molde en el que previamente se colocó la base de galletas y meter en frigo al menos 3 horas.

7º.  Adornar con la mezcla de galleta y canela.

Tarta de requesón y miel

Llevo años haciendo esta tarta, es de elaboración sencilla, nada empalagosa y tiene un sabor de toda la vida.

Ingredientes:

  • Masa quebrada
  • 3 huevos
  • 100 g de mantequilla
  • 300 g de requesón (yo la he hecho con calostro)
  • 6 cucharadas de leche condensada
  • 3 cucharadas de miel
  • Se puede decorar con mermelada y acompañar con natillas.

Procedimiento:

1º Precalentar el horno a 180 ºC.

2º Forrar con la masa quebrada un molde de horno previamente engrasado. Pinchar la masa con un tenedor.

3º Hornear unos 10-15 minutos.

4º Mientras tanto mezclar la mantequilla con la leche condensada. Añadir la miel y el requesón. Seguir mezclando. Por último incorporar los huevos y batir todo.

5º Verter la mezcla sobre la masa quebrada ya horneada y volver a hornear a 175 ºC durante 20 minutos.

Tarta de mousse de chocolate

Esta tarta prácticamente me la he inventado. La receta del mousse la saqué de una caja de obleas, y quité algunas cosas y puse otras para que me quedara bien en la tarta. Y la base es una masa de galletas que ya había hecho otra vez. Sí, mi idea era chocolate con galletas, pero en tarta, jeje.

Para la masa:

  • 150 g de mantequilla
  • 115 g de azúcar
  • 1 huevo
  • una cucharadita de zumo de limón
  • 1 cucharadita de levadura
  • una pizca de sal
  • unos 400 g de harina

Preparación

Primero derretimos la mantequilla a fuego lento y, una vez derretida, la batimos junto con el azúcar con ayuda de una batidora de varillas. Añadimos el limón y el huevo y batimos de nuevo.

Mezclamos 300 g de harina con la levarura y la sal y vamos añadiendo a la mezcla de mantequilla, mientras removemos con una espátula. Llega un momento en el que hay que amasar a mano. Los 100 gramos de harina que nos quedan los añadimos poco a poco mientras amasamos y vamos viendo cuánto más hay que añadir (yo no llegué a echar los 400 gramos, sino un poco menos).

Formamos una bola con la masa, la envolvemos en papel film y lo dejamos en el frigorífico media hora.

Pasado este tiempo, la sacamos, la estiramos con el rodillo (de 4 mm de espesor, más o menos) y la colocamos sobre el molde, que hemos de recubrir de papel vegetal. Yo esto no lo hice, pero deberíamos colocar encima de la masa unas alubias para que no crezca al hornear. Si nos sobra masa, podemos cortar círculos para hacer galletas 😉

Horneamos unos 15 – 20 minutos a 180º C, hasta que la masa se dore. Dejamos enfriar, pero no desmoldamos. Las alubias nos pueden servir para más veces.

Para el Mousse de chocolate:

  • 100 g de chocolate fondant
  • 50 g de mantequilla
  • 2 huevos
  • 390 g de leche condensada (un bote de los pequeños)
  • una cucharadita de café soluble
  • 4 hojas de gelatina

Preparación

Dejamos la gelatina en agua para que se hidraten.

Mientras tanto, calentamos a fuego lento la mantequilla con el chocolate, removiendo bien para que no se peque y se deshaga todo. Una vez mezclado, añadimos la gelatina, y removemos para que se disuelva bien.

Añadimos las yemas, el café soluble y la leche condensada y removemos hasta que se integre. Dejamos que se vaya enfriando mientras batimos las claras a punto de nieve (sin azúcar) y las unimos al chocolate con movimientos envolventes.

Lo echamos por encima de la masa y dejamos que enfríe unas horas en el frigorífico.

Si os fijáis, a mí me quedaron dos capas, y es debido a que lo dejé enfriar despacio, a temperatura ambiente, de tal manera que las claras se volvieron a separar (suben por el aire) y el resto del chocolate me quedó abajo. Sabía muy bien de todas maneras, pero debí de enfriarlo más rápido.

Pastas de pan bimbo

Cualquier receta que lleve leche condensada no tiene mérito alguno; siempre saldrá buenísima.

Isi

Mi madre me ha pasado la receta de unas pastas sencillitas, sin masa y que se hornean en 10 – 15 minutos. Vamos a ello.

Ingredientes:

  • pan bimbo
  • leche condensada
  • frutos secos, pasas, o ambas cosas

Preparación:

Precalentar el horno a 200ºC.

Quitamos la corteza al pan bimbo y cortar en cuatro (triángulos o cuadrados). Echamos leche condensada por encima de cada trocito y la expandimos bien por todas las esquinitas del pan. Sed generosos 😉 . Por encima adornamos con los frutos secos (confieso que las pasas no me gustan).

Al horno, mejor con papel vegetal por debajo para no manchar si se cae un poco de leche condensada, unos 10 ó 15 minutos, hasta que veamos que se doran.

Dejamos enfriar y guardamos las pastas bien cerradas hasta que nos las comamos.

Bizcocho de leche condensada

Casi todos los viernes hago un bizcocho para desayunar el fin de semana, el típico de yogur, pero esta vez me puse a buscar recetas para no hacer siempre el mismo y descubrí este.

Sólo decir que queda muy esponjoso y está riquísimo.

Ingredientes:

  • 400 g de leche condensada (en Mercadona hay un bote justo con esa cantidad)
  • 4 huevos
  • 120 g de harina
  • 50 g de mantequilla derretida o de aceite
  • 1 sobre de levadura

Preparación:

Primero precalentar el horno a 180º y tamizar la levadura con la harina.

Echamos la leche condensada y vamos añadiendo y batiendo los huevos uno a uno, luego mantequilla y finalmente la harina también poco a poco, procurando que no queden grumos.

Untamos el molde con mantequilla y vertemos la mezcla. Horneamos durante 30 minutos, con calor arriba y abajo y aire.

Mi horno es muy peculiar, así que no tiene aire arriba y abajo, pero quedó igual de bien. Además cuando es mucha masa parece que le cuesta, así que tengo que hacer el bizcocho dividido en dos moldes… La parte buena es que así parece que tienes dos bizcochos 😉