Magdalenas de frambuesas

Como muchas otras veces, tengo la ocasión de hacer un postre con frutas (o frutos) naturales, que me encanta. Me dieron unas frambuesitas y decidí darles salida con estas magdalenas (receta aquí).

Como tenía bastantes, al final lo que hice fue multiplicar cantidades, para que me salieran también muchas magdalenas, jejeje, así que os lo dejo tal y como yo lo hice.

Ingredientes:

  • 240 g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 50 g de azúcar
  • 3 huevos grandes o 4 medianos
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 200 ml de leche
  • 4 cucharadas de almendra molida
  • 200 g de frambuesas

Preparación:

Preparar los moldes de magdalenas y precalentar el horno a 200ºC.

Mezclar la harina, la almendra y la levadura y reservar. Lavar las frambuesas y secarlas bien.

Batir los huevos con el azúcar y añadir la leche y el aceite poco a poco. Luego añadimos la mezcla de la harina, que se integre bien, y finalmente las frambuesas. Removemos un par de veces para integrarlas en la masa y vamos rellenando los moldes con ella.

Se meten en el horno, bajando la temperatura a 180º C y se hornean durante 20 minutos, aprox. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Anuncios

magdalenas de naranja con cobertura

Cuando vi esta receta, guardé la dirección para que no se me perdiera, porque supe que tenía que probar esas magdalenas. Son las más ricas que he probado, y la cobertura es la cosa más sencilla, así que os animo a que las hagáis y opinéis… No sé si volveré a hacer unas “magdalenas normales” a partir de ahora…

Ingredientes

Para la masa:

  • 125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 115 g de azúcar moreno
  • zumo de 1 naranja
  • 2 huevos
  • 175 gramos de zanahorias ralladas
  • 125 gramos de harina
  • una cucharadita de mezcla de canela/nuez moscada/jengibre
  • 1’5 cucharaditas de levadura

Para la cobertura:

  • una tarrina de queso filadelfia
  • 60 gramos de azúcar glass
  • ralladura de la piel de una naranja

Preparación:

Precalentar el horno a 180º C y preparar los moldes de las magdalenas.

Batir la mantequilla con el azúcar (yo la derretí un poco, porque me es imposible este paso si no lo hago así). Incorporar los huevos y el zumo de naranja y seguir batiendo.

La harina, especias y levadura las añadimos juntas y mezclamos bien con la mezcla anterior.

Rellenamos los moldes a 3/4 de su capacidad y horneamos durante 25 minutos.

Mientras preparamos la cobertura: batimos todos los ingredientes hasta que quede una crema. Yo lo metí en una manga pastelera (casera) para luego cubrir mejor las magdalenas.

Una vez horneadas, esperamos a que enfríen un poco y les ponemos la cobertura. Hay que guardarlas en el frigorífico hasta que se consuman (que será pronto, os lo aseguro).

Magdalenas de café con leche

Busqué especialmente una receta para hacer magdalenas de café, y la que más me llamó la atención fue esta. Debo decir que en esta página decía que las magdalenas quedaban con un ligero sabor a café, pero las modifiqué un poco para que tuvieran un contundente sabor a café 😉

Ingredientes:

  • 250 ml de leche entera
  • 2 cucharadas soperas de café soluble
  • 250 ml de aceite de girasol
  • 4 huevos
  • 250 g de azúcar
  • 330 g de harina
  • una cucharadita de levadura royal

Preparación:

Precalentamos el horno a 200º C.

Disolvemos el café soluble en la leche (yo la calenté un poco y luego la dejé enfriar). Tamizamos la harina con la levadura

Batimos los huevos con el azúcar hasta que nos queden espumosos y más blancos. Añadimos poco a poco la leche (con el café) y el aceite. Finalmente vamos integrando poco a poco la harina con la levadura.

Llenamos los moldes hasta la mitad o 3/4 de su capacidad. Si se quiere, se puede espolvorear un poco de azúcar con canela por encima (yo esta vez no lo puse). Introducimos en el horno, que bajamos hasta 160º C y horneamos durante unos 20 minutos.

Dejamos enfriar y guardamos en bolsas o recipientes herméticos. Salen unas cuantas (las cantidades de los ingredientes se ve que son bastante grandes)

Magdalenas de jengibre, canela y manzana

Vi estas magdalenas en Bocados de cielo y me apetecieron enseguida. Se comenta que los dulces con jengibre son típicos en invierno en los países nórdicos y como está de moda la cultura nórdica, pues hala!, yo ya tengo excusa para empezar a “estudiar” sus dulces 😀 Estas magdalenas salen riquísimas, y te dejan la casa con un olor súper apetecible; son bastante secas, pero eso se puede solucionar tomándolas con un té de trufa, por ejemplo (buenísimo).

Bueno, que me enrollo; vamos a la receta.

Ingredientes:

  • 240 g de harina
  • 110 g de azúcar moreno
  • un poco más de azúcar para espolvorear por encima (yo puse corazoncitos de azúcar que tenía en casa)
  • 2 cucharaditas de jengibre molido
  • 2 cucharaditas de canela
  • 3 cucharaditas de levadura royal
  • 4 cucharadas de avena (o 75 g; yo no tengo nada para pesar y lo puse a ojo)
  • una pizca de sal
  • una manzana grande
  • 2 huevos
  • 150 ml de leche (yo puse kéfir)
  • 110 ml de aceite de girasol

Preparación:

Mezclamos todos los ingredientes secos en un bol, junto con la avena y la manzana picada en trozos muy pequeños (así además no se nos oxidará entre la harina y demás ingredientes).

Batimos bien los huevos y mezclamos con la leche y el aceite. Luego unimos las dos preparaciones: vamos echando los ingredientes secos poco a poco, mezclando con una espátula. No importa que queden grumos: ya se ve que nos queda una masa bastante espesa.

Precalentamos el horno a 200º, preparamos los moldes, llenándolos de masa hasta 2/3 de su capacidad y espolvoreando azúcar por encima. Introducimos en el horno y bajamos la temperatura a 175ºC. Horneamos durante 10 minutos con calor abajo, y otros 10 minutos con calor arriba y abajo.

Dejar enfriar y guardar en un recipiente hermético.

Magdalenas de queso mascarpone

Bueno, yo sigo haciendo magdalenas con todos los ingredientes que me encuentro por la red; estas son de aquí. La verdad es que están muy ricas y les queda una buena textura, supongo que debida al queso. No me he esforzado tampoco mucho con las fotos, pero es que he hecho tantas magdalenas que ya no sé cómo sacarlas 😉

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 200 g de azúcar
  • 80 ml de aceite de girasol
  • 1 yougur natura (125 ml)
  • 250 de queso mascarpone
  • 200 g de harina
  • 1 sobre de levadura royal

Preparación:

Batir los huevos con el azúcar hasta que crezcan y blanqueen. Añadir el aceite de girasol, el yogur y el queso mascarpone y mezclar bien. Se mezclan aparte la harina y la levadura y se van añadiendo poco a poco a la mezcla.

Precalentamos el horno a 200º; vamos preparando una bandeja con los moldes, que deberemos llenar a la mitad o a 3/4 de su capacidad y, si queremos, podemos añadir una pizca de azúcar por encima de cada magdalena. Introducimos la bandeja en el horno y lo bajamos a 180º. Horneamos durante unos 20 minutos y después los dejamos enfriar bien y los guardaremos en un recipiente hermético. ¡Y a merendar!

Magdalenas de kéfir

Vienen a ser algo parecidas a las de nata, pero utilizando el kéfir como lácteo en lugar de yogur o nata. Además tenía unas ganas locas de utilizar el kéfir de otra manera, y algo más sanas serán, no?

Ha habido un último factor clave: mi madre me ha regalado unos moldes guays que compró en ikea. Vamos, que me sobraban excusas!

Nótese, y ya paso a explicar la receta, que me he esforzado sobremanera para hacer las fotos (no creo que nunca más me vuelvan a salir así, por lo que admirarlas bien 😀 ).

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 250 g de azúcar
  • 250 ml de aceite de girasol
  • 200 ml de leche kefirada (yo tenía poco hongo y la dejé fermentar 72 horas)
  • 350 g de harina de repostería (o de la normal)
  • un sobre de levadura royal
  • Para espolvorear por encima: a unas les puse mezcla de azúcar y canela y a otras azúcar de colores.

Preparación:

Batir los huevos con el azúcar hasta que crezcan y queden esponjosos. Añadir el aceite y la leche kefirada e integrarlo todo bien.

Mezclamos la harina con la levadura y vamos incorporándolo poco a poco, batiendo para que no nos queden grumos.

Metemos la masa en una manga pastelera o en una bolsa con un agujerillo en una esquina. El horno debe estar precalentado a 220º. Llenamos los moldes hasta la mitad como máximo (que crecen y se pueden desbordar), espolvoreamos azúcar por encima y los metemos al horno. Entonces bajamos la temperatura a 200º y horneamos durante 15 mintuos.

Quería que me crecieran un poco más, así que compré esas flaneras de aluminio y metí dentro los moldes. La verdad es que funcionó bastante bien, aunque sigue sin quedarme bien del todo. Quizás le falta harina…

Magdalenas de nata

La receta es de aquí.

Como ya sabéis, podéis hacer moldes chulos siguiendo estos pasos 😉

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 250 g de azúcar
  • 350g de harina
  • un sobre de levadura
  • 250 g de aceite de girasol
  • 100 g de nata de cocinar
  • Una pizca de azúcar y de canela para espolvorear por encima.

Preparación:

Precalentar el horno a 180 grados. Preparar los moldes en la bandeja. Mezclamos la harina y la levadura.

Primero batimos los huevos y el azúcar hasta que queden blanquecinos y crezcan un poco. Añadimos la nata poco a poco mientras seguimos batiendo, y luego lo mismo con el aceite.

Luego incorporamos poco a poco la harina con la levadura hasta que no queden grumos.

Echamos la mezcla en la manga pastelera, o en una bolsa con agujero en una esquina y vamos rellenando los moldes a 1/3 de su capacidad. Por encima ponemos un poco de azúcar con canela.

Horneamos durante 15 minutos, más o menos, o hasta que se doren un poco por arriba. Dejamos enfriar y guardamos en un recipiente hermético para que no se queden duras.

Están muy esponjosas y saben muy ricas, ya veréis.