Pastel de moras y queso

El año pasado no cogí ni una triste mora, así que este año decidí que esto no podía seguir así y que después de los exámenes de septiembre tendría que dar solución al problema de las moras. Justo antes de los exámenes ya empecé a ver muchas zarzas llenitas de moras, y mucha gente recogiéndolas, con lo cual pensé que no quedaría ni una para cuando yo estuviera libre; pero al final sí que conseguí llenar un par de bolsitas con la ayuda de Mork el pasado fin de semana.

Con ellas tenía pensado hacer un pastel tipo “campiña inglesa”, que es el nombre que pongo a esos pasteles con una rejilla de masa quebrada por encima 😀 Es la primera vez que lo hago y, aunque la masa no me quedó perfecta, os aseguro que el pastel está muy bueno.

Pastel de moras 2

La receta del pastel es de aquí y la de la masa quebrada de aquí.

Ingredientes:

Masa quebrada:

  • 390 gramos de harina
  • una cucharadita de sal
  • 50 gramos de azúcar
  • 280 gramos de mantequilla bien fría, cortada en dados
  • 120 ml de agua helada

Crema de queso:

  • 250 gramos de queso tipo philadelphia (una tarrina)
  • un yogur natural
  • una cucharadita de maizena
  • medio vaso de azúcar blanco
  • ralladura de un limón

Moras:

  • 3 cucharadas grandes de maizena
  • medio vaso de azúcar moreno
  • 1/4 cucharadita de canela
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 3 vasos de moras lavadas y secas
  • 25 gramos de mantequilla derretida
  • una cucharada de zumo de limón

Elaboración:

Pastel de moras 1

Masa quebrada:

Se echan la harina, el azúcar y la sal en un bol y se mezclan bien. Añadimos la mantequilla en dados y, ayudánonos con las manos, vamos aplastándola y mezclándola con la harina, hasta que nos queden como migas. Esto es un proceso lento y hay que tener bastante paciencia; no obstante, deben de existir unos cortadores llamados “pastry blenders” que sirven para este proceso (y que yo no tengo, claro está). Lo bueno es que luego todo tu ser huele a mantequilla 🙂

Luego vamos echando el agua cucharada a cucharada y amasándolo todo con cuidado. Si ves que ha quedado una pasta firme y no has necesitado todo el agua, no eches más (que fue lo que hice yo, y por eso no quedó bien del todo).

Hacemos una bola con la masa y la envolvemos con papel film. La dejamos en el frigorífico al menos durante una hora, mientras hacemos el resto del pastel.

Crema de queso:

Ponemos todos los ingredientes en un cuenco y los batimos bien. Reservamos hasta el momento de montar la tarta.

Moras:

Ponemos en un bol el azúcar, la maizena, la canela y la sal y mezclamos bien. Se añaden las moras, el zumo de limón y la mantequilla y recovemos bien para que todas las moras queden cubiertas con la mezcla.

Montaje:

Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos un molde redondo untándolo con mantequilla y espolvoreando harina por encima.

Una vez todo preparado, extendemos la masa sobre una superficie enharinada y la estiramos con el rodillo, hasta que quede de un grosor de medio centímetro. La colocamos con cuidado sobre el molde y le damos forma.

Cortamos el sobrante, hacemos otra bola y lo estiramos de nuevo con el rodillo, esta vez para cortarlo en tiras. A mí me gustan anchas, pero eso es a vuestra elección.

Echamos la crema de queso sobre la masa; luego la mezcla de las moras, y por encima ponemos las tiras de masa quebrada, poniendo una por encima y otra por debajo formando una rejilla. Cortamos los sobrantes. Pintamos con huevo batido y horneamos a 175º C durante una hora.

Dejamos enfriar y ya podemos disfrutar de este delicioso pastel.

Pastel de moras 3

 

Anuncios

Espuma de fresa

Esta receta (espuma rápida de fruta congelada) la aprendí en una clase especial “nuevos clientes” de Thermomix, que aunque no es mi caso tuve la suerte de que Elena me invitará. Y la disfruté mucho. La receta es sencilla y riquísima. Desde que la hice por primera vez en mi casa la hago un día sí y otro también. Los viernes en el mercadillo compro una caja de fresas, y las lavo, las troceo y las voy colocando cada 600 g en bolsitas de congelación.

Aquí os dejo la receta que me la sé de memoría de todas las veces que la he hecho estos días.

Juzguen ustedes mismos.

Espuma de fresa IEsuma de fresa IIIngredientes:

– 600 g de fruta congelada (fresas, melocotón en almíbar, frambuesas…)

– 100 g de azúcar (para las frambuesas y las fresas pongo 120 g)

– 2 cucharaditas de zumo de limón

– 1 clara de huevo muy fría

Preparación:

1º. En el vaso de la thermomix superseco echar el azúcar. Programar 10 segundos a velocidades ascendentes entre 5 y 10.

2º. Colocar en el vaso la fruta congelada y el zumo de limón. Programar 30 segundos a velocidades entre 5 y 10. Es más práctico ayudarse con la espátula mientras se tritura.

3º. Colocar las mariposas. Añadir la clara del huevo y programar 3 minutos a velocidad 3,5.

Et voilà…

(Cuando nos ha sobrado la hemos congelado en un tupper y está también riquísima tipo helado)

Polos De Frutas

De “Simplemente espectacular con Thermomix” un refrigerio para tanta calor…

Ingredientes:

– 300 g de fruta (las que tengas en el frigorífico)

– 10 g de zumo de limón

– 20 g de miel o 50 g de azúcar

– 200 g de agua o 2 yogures tipo griegos.

Preparación:

1º Poner en el vaso de la Thermomix el limón, el azúcar o la miel. Programar 30 segudos a velocidad progresiva 5-10.

2º Añadir el agua. Programar 15 segundos a velocidad 5.

3º Repartir la mezcla en moldes para polo.

4º Congelar durante al menos 4 horas.

Cake de manzana y canela

Tengo que contar una pequeña anécdota sobre esta receta. Cuando la vi en Albahaca y canela, supe que tenía que hacerla, y la hice, doblando además los ingredientes para hacer dos tartas y llevarle una a mi abuela…. Peeeeero nadie es perfecto y sucedió la desgracia más terrible: se me olvidó la levadura 😦

Como aprecio a mi abuela y no quería cargármela cuando intentara comer el engrudo que resultó ser mi cake de manzana, lo repetí a la semana siguiente y esta vez sí 😀 jaja.

Aquí está la receta:

Ingredientes:

  • 115 g de harina integral
  • 65 g de harina de trigo normal
  • 1’5 cucharaditas de levadura (importante, jeje)
  • una pizca de sal
  • media cucharadita de nuez moscada
  • 175 g de azúcar moreno
  • 180 g de queso fresco batido
  • 55 g de mantequilla
  • 2 huevos grandes (o 3 medianos)
  • una cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 manzanas golden
  • Para cubrir el cake: mezclamos dos cucharaditas de canela con 40 g de azúcar moreno

Preparación:

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde untándolo con mantequilla y espolvoreando harina por encima.

Mezclamos las harinas, la levadura y la nuez moscada, la sal y reservamos.

Batimos la mantequilla (yo la calenté unos segundos en el microondas) con el queso fresco, el azúcar y la vainilla. Añadimos los huevos uno a uno sin dejar de batir. Unimos las harinas poco a poco, y seguimos batiendo para que no nos queden grumos.

Aparte pelamos las manzanas, las picamos en trocitos pequeños y les echamos una cucharada de la mezcla de manzana y canela. Removemos bien y las añadimos a la masa.

Vertemos la masa en el molde, igualamos la superficie y espolvoreamos por encima el resto de azúcar y canela. Horneamos durante 50 minutos. Contadme cómo es el maravilloso aroma que queda en la cocina 😉

 

Coca de ciruelas

Seguimos con las ciruelas, y es que hay que consumirlas antes de que se nos echen a perder. Como tengo excusa, sigo con mis dulces de frutas 😀 La receta es de Mis recetas favoritas: ella no lo hizo con ciruelas claudias, pero bueno, creo que en realidad la coca se puede hacer de cualquier fruta.

Vamos a ello.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de agua
  • 20 g de levadura fresca
  • 2 huevos
  • 70 g de azúcar
  • 100 g de patata
  • 300 g de harina de fuerza
  • 100 g de mantequilla
  • ciruelas
  • más azúcar para echar por encima de la fruta

Preparación:

Lo primero es hervir la patata durante 25 minutos. Escurrir bien y hacerla puré.

Batimos los huevos con el azúcar durante unos minutos, hasta que crezcan y blanqueen. Calentamos el agua y disolvemos la levadura en ella.

En la cubeta de la panificadora echamos la levadura disuelta en agua, los huevos, la patata y la harina y utilizamos el programa de amasado (el programa 7).

Al terminar, añadimos la mantequilla (yo la derretí un poco hasta que quedó como pomada) y volvemos a programar para amasar otros 15 minutos.

Luego extendemos la masa con el rodillo, colocamos en la bandeja de horno y dejamos levar durante una hora. Entonces precalentamos el horno a 180º C, colocamos la fruta cortada, espolvoreamos con azúcar al gusto y horneamos durante 20 minutos, hasta que la masa se dore. Dejar enfriar sobre una rejilla y ¡a comer!

Bizcocho de ciruelas claudias

Qué maravilla ir al pueblo, ver el ciruelo repleto de fruta, recolectar bolsas y más bolsas y, una vez en casa, encender el horno y preparar algo rico…. Y si la fruta está recién vendimiada, como que parece que es más natural todavía, ¿verdad?

En cuanto vi la cantidad de ciruelas que iba a tener este año, me puse como loca a buscar recetas para darles salida. Esta es una de las 2 que voy a hacer con ciruelas; la he sacado de este blog, pero he doblado cantidades (las 3 bolsas de ciruelas que tengo en casa tienen la culpa de eso, jajaja) y son las que os pongo a continuación:

Ingredientes:

  • 2 kilos de ciruelas claudias
  • 4 cucharadas grandes de azúcar glas
  • 200 g de mantequilla
  • 200 g de azúcar blanco
  • 4 huevos
  • Ralladura de un limón
  • 400 g de harina normal
  • una pizca de sal
  • 4 cucharaditas de levadura (un sobre del mercadona, más o menos)
  • almendras fileteadas

Preparación:

Lo primero y menos apetecible es lavar las ciruelas, secarlas bien, deshuesarlas y colocarlas en un bol, dejándolas macerar con el azúcar glas mientras hacemos la masa.

Mezclamos la harina, la levadura y la sal y reservamos.

Derretimos la mantequilla a fuego lento. La mezclamos con el azúcar y batimos bien. Vamos integrando los huevos de uno en uno sin dejar de batir. Incorporamos la ralladura de limón y después la harina, poco a poco, que se vaya mezclando bien con el resto de la masa.

Untamos un molde con mantequilla y harina y precalentamos el horno a 200ºC.

Echamos la masa en el molde, que quede una capa más bien fina porque luego sube bastante. Ponemos las ciruelas por encima, cubriéndolo todo y espolvoreamos las almendras encima de las ciruelas.

Horneamos durante 40 – 50 minutos. Yo tuve que cubrir el molde con papel aluminio porque se me quemaba un poquito la parte de las ciruelas, pero no es necesario si el horno reparte bien el calor.

Dejar enfriar… ¡y disfrutar!

Tarta de manzana y yogur

Esta tarta la vi en bocados de cielo y supe que tenía que hacerla. A diferencia de las otras tartas de manzana que he hecho antes, esta lleva manzanas en lo que es la masa, no solo en la decoración, y he de decir que el resultado es riquísimo. Además no tiene ninguna complicación: batir y hornear, nada más. Vamos a ello.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 4 manzanas
  • 4 yogures griegos
  • una cucharada de esencia de vainilla líquida
  • 8 cucharadas de azúcar
  • 8 cucharadas de harina
  • Para la decoración: otra manzana cortada en gajos finos y mermelada de albaricoque.

Preparación:

Pelar las manzanas, cortarlas en daditos e introducirlas en un bol junto con los huevos y batir hasta que quede como puré. Añadir los yogures y seguir batiendo. Echamos la vainilla y el azúcar y batimos bien y, por último, integramos la harina.

Precalentamos el horno a 180º. Untamos un molde con mantequilla y harina y echamos la masa de la tarta. Cortamos otra manzana en gajos y los colocamos por encima de la masa. Las cantidades dan para mucha masa, así que yo la hice en varios moldes.

Horneamos durante 50 – 60 minutos con calor abajo. A mí no me hizo falta tapar la tarta, pero si vemos que se nos churrusca la manzana de arriba demasiado rápido, colocamos papel aluminio por encima del molde hasta que se haga la tarta. Cuando nos queden 10 minutos de cocción, sacamos la tarta, la untamos de mermelada por encima y la volvemos a introducir en el horno para que se termine de hacer con la mermelada, que quedará caramelizada.

Dejar enfriar. Está mejor de un día para otro.