Bizcocho de caqui

Este es un bizcocho que hago muchísimo en esta época; de hecho, creo que prácticamente todos los caquis que como los como en forma de bizcocho, así que con esto os lo digo todo.

Probadlo, porque merece la pena.

bizcocho-de-caqui

Ingredientes:

  • 1 caqui (en la receta de donde lo saqué usaban dos, pero a mí me gusta con la fruta “justita”)
  • 3 huevos
  • 130 gramos de azúcar
  • 70 gramos de aceite de girasol
  • 170 gramos de harina
  • 1 sobre de levadura
  • una pizca de sal
  • Para espolvorear por encima: dos cucharaditas de azúcar con media cucharadita de canela mezclada

Preparación:

Untamos un molde con margarina y harina, y precalentamos el horno a 180 ºC.

Cortamos el caqui en cuadraditos lo más pequeños posible.

Mezclamos y tamizamos la harina, la levadura y la sal, y reservamos.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que queden espumosos y blanqueen. Añadimos poco a poco el aceite, sin dejar de batir. Luego vamos incorporando la harina, integrándola en la masa con movimientos envolventes. Finalmente añadimos los trozos de caqui, pero dejamos reservada una pequeña parte para echarlos por encima una vez que ya esté la masa en el molde, y espolvoreamos el azúcar con la canela por encima.

Horneamos a 180 ºC durante 40-45 minutos (yo le pongo calor por abajo con el ventilador, para que suba lo máximo posible).

¡Y solo queda disfrutarlo!

Anuncios

Tarta de limón sin horno

tarta de limón

¡No os imagináis las ganas que tenía de hacer una tarta de limón! Sin horno, que en estas fechas no apetece nada, y con limón de verdad en lugar de gelatina. Allá vamos:

Base de galletas:

  • 150 g de galletas digestive de avena
  • 60 g de mantequilla sin sal derretida

Relleno de la tarta:

  • 100 ml de zumo de limón
  • 50 g de azúcar
  • 4 hojas de gelatina
  • 250 g de queso philadelphia
  • 200 ml de nata para montar + 50 g de azúcar

Cobertura:

  • 100 ml de zumo de limón
  • 50 ml de agua
  • 50 g de azúcar
  • 1 hoja de gelatina
  • ralladura de un limón

Preparación:

Forrad un molde desmontable con papel vegetal.

Base de galletas: trituramos las galletas, añadimos la mantequilla derretida y mezclamos bien. Lo echamos en el molde y aplastamos bien con una cuchara. Reservamos en la nevera.

Relleno: 

Metemos las hojas de gelatina en agua fría, al menos 10 minutos. Calentamos el zumo de limón junto con el azúcar en un cazo, sin dejar de remover. En cuanto hierva, echamos la gelatina bien escurrida y removemos para que se integre. Reservamos.

Montamos la nata con el azúcar; no hace falta montarla “del todo”; que quede como una crema.

Echamos el queso de untar en un bol y añadimos el zumo de limón. Removemos bien, primero con una espátula y luego con unas varillas hasta que no queden grumos. Añadimos la nata montada y lo mezclamos todo bien. Lo echamos sobre la base de galletas.

Lo dejamos enfriar en el frigorífico al menos 4 horas.

Cobertura: 

Hidratamos la hoja de gelatina en agua durante 10 minutos.

Calentamos el zumo de limón, el agua y el azúcar en un cazo y, cuando hierva, retiramos del fuego y añadimos la gelatina bien escurrida. Removemos para que se integre y lo dejamos enfriar un poco para que no nos estropee la tarta (lo que ocurre si lo echamos aún caliente).

Una vez templado, lo añadimos con cuidado sobre la tarta. Espolvoreamos la ralladura por encima y dejamos enfriar al menos 2 horas.

Desmoldamos, ¡y listo!

Tarta de manzana fácil

Parece mentira que lleve un año sin publicar por aquí; me da mucha pena que se haya quedado este blog abandonadito, aunque bien es verdad que los blogs de cocina nunca pasan de moda, ya que sigue teniendo el mismo tráfico: ¡a la gente le gusta buscar recetas!

apple pie

 

Hoy quería compartir con vosotros esta receta de tarta de manzana que no puede ser más fácil. Es de esas que ves en facebook y que se te queda en la cabeza, así que la he hecho así, de memoria, y ha quedado estupenda.

Ingredientes:

  • 4 manzanas (yo usé golden, pero si os gustan las reinetas, serían las de elección).
  • 4 huevos
  • 1 vaso de azúcar
  • 1 vaso de harina
  • 1 vaso de leche
  • una cucharadita de esencia de vainilla.
  • Mermelada de albaricoque.
  • Mantequilla y harina para el molde.

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º.

Pelamos y cortamos en trozos tres de las manzanas, y las ponemos en un bol junto con el resto de los ingredientes. Batimos todo con la batidora (¡sin más!), hasta que quede una masa fina, sin grumos. Lo echamos en el molde, previamente untado con mantequilla y espolvoreado de harina.

La cuarta manzana la pelamos y la cortamos en láminas, que colocaremos encima de la masa. Horneamos a 180º durante 50 minutos (pinchad con un palillo y comprobad que salga limpio, a mí me llevó 5 minutos más).

Sacamos del horno y pintamos con mermelada de albaricoque. Podéis dejarlo así, o meterlo 3 minutillos más en el horno, para que se caramelice la mermelada (es lo que me gusta hacer a mí). Y ya está. Dejad que enfríe y disfrutadla.

tarta manzana

Lleva tantas manzanas que yo pienso que no cuenta como calorías, ¿verdad? 😉

 

Tarta de café

¿Quién se apunta a una tarta de café que NO necesita horno?

Veo que os he convencido 😉

Esta tarta me la he inventado yo misma, copiando algunos pasos de otras recetas que he hecho de tartas frías. Hace poco estaba experimentando recetas de café con leche helado, y se me ocurrió que el invento no quedaría mal en forma de tarta, ¡¡y estaba en lo cierto!! 😀

Así que, para los más cafeteros, aquí va esta tarta.

tarta de café

Ingredientes:

Para la base:

  • 200 gramos de galletas digestive
  • 60 gramos de mantequilla

Para la tarta:

  • 300 ml de nata para montar
  • 3 cucharadas soperas de azúcar
  • 200 g de queso philadelphia
  • 100 ml de agua
  • 3 cucharadas soperas de café soluble  (yo uso el Expresso del Mercadona)
  • 6 hojas de gelatina

Para la cobertura:

  • 50 ml de nata para montar
  • 80 gramos de chocolate blanco (Nestlé postres)
  • 10 gramos de mantequilla
  • un puñado de nueces peladas

Preparación:

Yo utilicé un molde desmontable de 18 cm de diámetro, colocando papel de horno en la base, y también en los laterales (para que luego sea más sencillo desmoldar la tarta).

La base de galletas:

Trituramos las galletas y echamos la mantequilla derretida por encima. Mezclamos bien y vertemos la mezcla en el molde, extendiéndolo bien por toda la base y presionando con una cuchara para que quede firme.

La tarta:

Metemos las hojas de gelatina en un bol con agua fría para que se hidraten.

Montamos la nata con el azúcar y reservamos. Si os gusta el café muy dulzón, echad más azúcar en la nata. Mientras hacemos el resto de la tarta, dejamos el molde en la nevera para que coja consistencia.

En otro bol distinto echamos el queso philadelphia. Calentamos el agua hasta que hierva y echamos el café soluble; removemos bien. A continuación escurrimos las hojas de gelatina y las añadimos al café y removemos; se disolverán instantáneamente. Echamos el café en el bol con el queso philadelphia y batimos hasta que quede todo mezclado (yo utilicé la batidora).

Ahora, con unas varillas manuales, vamos añadiendo una a una cucharadas de la nata montada en el bol donde está la mezcla de philadelphia y café. Echamos una cucharada de nata, y haciendo movimientos envolventes con las varillas lo vamos integrando; luego otra cucharada de nata y mezclamos con cuidado con las varillas, y así hasta que lo tengamos todo unido.

Echamos la mezcla en el molde y dejamos enfriar al menos 2-3 horas en el frigorífico.

La cobertura:

Calentamos la nata hasta que hierva, retiramos del fuego y echamos el chocolate en dados. Removemos hasta que se haya derretido y mezclado con la nata. Añadimos la mantequilla para que le dé brillo.

Vertemos la cobertura sobre la tarta (ya lo habremos desmoldado), con cuidado y dejando caer un poco por los bordes. Echamos las nueces por encima y volvemos a meter todo en el frigorífico un par de horas.

¡Listo!

Bizcocho de turrón de Jijona con cobertura de chocolate

Estos días me apetecía hornear algo navideño, pero sin pasarse, que para echar horas ya llegará el Roscón de Reyes, y buscando algo sencillito para hacer con turrón, encontré esta receta tan chula. Vamos a ello.

Bizcocho de turrón 1

Ingredientes:

Para la masa del bizcocho:

  • 1 yogur natural
  • 3 huevos
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 gramos de aceite de girasol o de oliva suave
  • 225 gramos de harina
  • un sobre de levadura
  • 200 gramos de turrón

Para la cobertura:

  • 100 gramos de nata para montar
  • 100 gramos de chocolate fondant (Nestlé postres). Yo compré chocolate con leche, que me gusta más.
  • 20 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de turrón.

Preparación:

Bizcocho:

Trituramos el turrón y reservamos (yo lo hice con un procesador de alimentos). Mezclamos la harina y la levadura y reservamos también.

Echamos en un bol los huevos, el yogur, el aceite y el azúcar y mezclamos con las varillas hasta que quede bien integrado. Luego añadimos la harina, poco a poco, mezclando también con las varillas, y finalmente el turrón desmenuzado.

Preparamos un molde, forrándolo con papel de horno o untándolo de mantequilla y harina y echamos en él la masa. El horno debe estar previamente precalentado a 180ºC. Horneamos a esa temperatura durante 30 minutos, aproximadamente (¡Qué gusto da encender el horno en esta época!).

Cobertura:

En un cazo ponemos la nata al fuego hasta que hierva. Retiramos del fuego y echamos el chocolate troceado en cuadraditos, removiendo muy bien hasta que se deshaga. Luego añadimos la mantequilla en dados y seguimos removiendo hasta que quede una mezcla homogénea y brillante.

Dejamos que pierda un poco de calor y lo echamos sobre el bizcocho, ayudándonos de una espátula para que vaya cayendo por los lados y cubrir así los bordes.

Ahora viene la hora de la decoración con turrón 😉

Trituramos el turrón y lo echamos sobre una lámina de papel film. Ponemos otro papel film por encima y, con la ayuda de un rodillo, lo aplastamos y lo amasamos hasta que quede una lámina fina, como de 0,5 centímetros.

Con un cortador de galletas vamos cortando las formas que queramos, y con una espátula y mucho cuidado las vamos colocando encima del chocolate.

¡Y listo!

Bizcocho de turrón 2

¡Felices Fiestas a todos!

Pastel de moras y queso

El año pasado no cogí ni una triste mora, así que este año decidí que esto no podía seguir así y que después de los exámenes de septiembre tendría que dar solución al problema de las moras. Justo antes de los exámenes ya empecé a ver muchas zarzas llenitas de moras, y mucha gente recogiéndolas, con lo cual pensé que no quedaría ni una para cuando yo estuviera libre; pero al final sí que conseguí llenar un par de bolsitas con la ayuda de Mork el pasado fin de semana.

Con ellas tenía pensado hacer un pastel tipo “campiña inglesa”, que es el nombre que pongo a esos pasteles con una rejilla de masa quebrada por encima 😀 Es la primera vez que lo hago y, aunque la masa no me quedó perfecta, os aseguro que el pastel está muy bueno.

Pastel de moras 2

La receta del pastel es de aquí y la de la masa quebrada de aquí.

Ingredientes:

Masa quebrada:

  • 390 gramos de harina
  • una cucharadita de sal
  • 50 gramos de azúcar
  • 280 gramos de mantequilla bien fría, cortada en dados
  • 120 ml de agua helada

Crema de queso:

  • 250 gramos de queso tipo philadelphia (una tarrina)
  • un yogur natural
  • una cucharadita de maizena
  • medio vaso de azúcar blanco
  • ralladura de un limón

Moras:

  • 3 cucharadas grandes de maizena
  • medio vaso de azúcar moreno
  • 1/4 cucharadita de canela
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 3 vasos de moras lavadas y secas
  • 25 gramos de mantequilla derretida
  • una cucharada de zumo de limón

Elaboración:

Pastel de moras 1

Masa quebrada:

Se echan la harina, el azúcar y la sal en un bol y se mezclan bien. Añadimos la mantequilla en dados y, ayudánonos con las manos, vamos aplastándola y mezclándola con la harina, hasta que nos queden como migas. Esto es un proceso lento y hay que tener bastante paciencia; no obstante, deben de existir unos cortadores llamados “pastry blenders” que sirven para este proceso (y que yo no tengo, claro está). Lo bueno es que luego todo tu ser huele a mantequilla 🙂

Luego vamos echando el agua cucharada a cucharada y amasándolo todo con cuidado. Si ves que ha quedado una pasta firme y no has necesitado todo el agua, no eches más (que fue lo que hice yo, y por eso no quedó bien del todo).

Hacemos una bola con la masa y la envolvemos con papel film. La dejamos en el frigorífico al menos durante una hora, mientras hacemos el resto del pastel.

Crema de queso:

Ponemos todos los ingredientes en un cuenco y los batimos bien. Reservamos hasta el momento de montar la tarta.

Moras:

Ponemos en un bol el azúcar, la maizena, la canela y la sal y mezclamos bien. Se añaden las moras, el zumo de limón y la mantequilla y recovemos bien para que todas las moras queden cubiertas con la mezcla.

Montaje:

Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos un molde redondo untándolo con mantequilla y espolvoreando harina por encima.

Una vez todo preparado, extendemos la masa sobre una superficie enharinada y la estiramos con el rodillo, hasta que quede de un grosor de medio centímetro. La colocamos con cuidado sobre el molde y le damos forma.

Cortamos el sobrante, hacemos otra bola y lo estiramos de nuevo con el rodillo, esta vez para cortarlo en tiras. A mí me gustan anchas, pero eso es a vuestra elección.

Echamos la crema de queso sobre la masa; luego la mezcla de las moras, y por encima ponemos las tiras de masa quebrada, poniendo una por encima y otra por debajo formando una rejilla. Cortamos los sobrantes. Pintamos con huevo batido y horneamos a 175º C durante una hora.

Dejamos enfriar y ya podemos disfrutar de este delicioso pastel.

Pastel de moras 3

 

Espuma de fresa

Esta receta (espuma rápida de fruta congelada) la aprendí en una clase especial “nuevos clientes” de Thermomix, que aunque no es mi caso tuve la suerte de que Elena me invitará. Y la disfruté mucho. La receta es sencilla y riquísima. Desde que la hice por primera vez en mi casa la hago un día sí y otro también. Los viernes en el mercadillo compro una caja de fresas, y las lavo, las troceo y las voy colocando cada 600 g en bolsitas de congelación.

Aquí os dejo la receta que me la sé de memoría de todas las veces que la he hecho estos días.

Juzguen ustedes mismos.

Espuma de fresa IEsuma de fresa IIIngredientes:

– 600 g de fruta congelada (fresas, melocotón en almíbar, frambuesas…)

– 100 g de azúcar (para las frambuesas y las fresas pongo 120 g)

– 2 cucharaditas de zumo de limón

– 1 clara de huevo muy fría

Preparación:

1º. En el vaso de la thermomix superseco echar el azúcar. Programar 10 segundos a velocidades ascendentes entre 5 y 10.

2º. Colocar en el vaso la fruta congelada y el zumo de limón. Programar 30 segundos a velocidades entre 5 y 10. Es más práctico ayudarse con la espátula mientras se tritura.

3º. Colocar las mariposas. Añadir la clara del huevo y programar 3 minutos a velocidad 3,5.

Et voilà…

(Cuando nos ha sobrado la hemos congelado en un tupper y está también riquísima tipo helado)