Roscón de Reyes

Este año por fin me he animado a hacer la receta estrella de las Navidades.

roscon-de-reyes

Tenía algo de miedo de que me saliera un bollo “que no tuviera sabor a rosón-roscón”, pero ayyyy amigos, la experiencia ha sido fabulosa: ¡¡sabe a roscón de los ricos!!

La receta es de Kanela y limón, aunque hay muchas más pululando por la red. Importantísimo el agua de azahar (creo que el único super donde lo venden es en el Corte Inglés).

En resumen, hay que hacer un prefermento, que se deja levar una hora y media, luego la masa propiamente dicha, que tiene que levar unas 6 horas (es tanto que por eso se suele hacer de un día para otro). Pasado el tiempo se da forma a la masa y se vuelve a dejar levar y luego ya se hornea.

Ingredientes:

Prefermento:

  • 50 g de harina de fuerza
  • 16 g de levadura fresca
  • 10 g de azúcar
  • 30 g de leche tibia

Masa del roscón:

  • 3 huevos
  • 70 g de mantequilla derretida
  • ralladura de medio limón
  • ralladura de media naranja
  • 10 g de esencia de azahar
  • 40 g de leche tibia
  • 20 g de zumo de naranja
  • 80 g de azúcar
  • el prefermento
  • 500 g de harina de fuerza
  • 4 g de sal (media cucharadita).

Preparación:

Prefermento: se unen todos los ingredientes con una cuchara, que queda como una masa espesa; se tapa con papel film y se deja levar 1’5 horas.

La masa la hice en la panificadora. Se baten los huevos y se echan los ingredientes en el orden en el que aparecen escritos en la receta y ponemos el programa que solo amasa durante 15 minutos. Yo eché en un principio 450 g de harina y luego fui añadiendo más hasta que la masa quedara compacta, lisa, brillante y sin que se pegue a las manos. Usé en total unos 500 – 550 g de harina hasta que me quedó bien.

Sacamos la masa y la introducimos en un bol con las paredes untadas de aceite. Tapamos con papel film y dejamos levar por lo menos 6 horas.

Una vez hecho esto tenemos dos opciones: hacer un roscón grande o dos más pequeños. Yo hice dos.

Corté la masa a la mitad y con una de las mitades amasé la bola cogiendo los bordes y llevándolos al centro varias veces, hasta que queda una bola casi perfecta; luego metemos los dedazos en el centro y, levantando la masa, vamos rodándola con las manos en el agujero para ir abriéndolo. Sin miedo de que nos quede fina la masa, pues luego crecerá; hay que hacer un agujero bastante grande, para que luego no se nos cierre y quede un roscón bonito.

Lo dejamos levar en la bandeja del horno, sobre un papel vegetal, durante 2 horas.

Luego pintamos con huevo batido y adornamos con azúcar mezclado con unas gotas de agua, y frutas escarchadas (si es que os gustan; yo las odio). Yo le puse almendra en dados. Metemos en el horno precalentado a 170ºC y horneamos durante 20 minutos. Si se empieza a quemar por arriba, podemos cubrirlo con papel de aluminio.

Rellenar al gusto: yo hice uno de nata y otro de crema 😀

roscón 1

Pan de zanahoria

Hacía demasiado tiempo que no hacía un pan, y ya iba siendo hora. Esta vez he ido a lo fácil y he cogido una de las recetas que vienen en el librito de la panificadora, así sin más.

Podéis ver en la foto que no es la forma de la cubeta; es porque saqué la masa después del amasado y la puse a levar en otro molde más largo que luego fue al horno. Pero vamos, que se puede hacer perfectamente en la panificadora.

Ingredientes:

  • 330 ml de agua templada
  • 25 g de levadura fresca
  • 30 g de mantequilla
  • 90 g de zanahorias peladas y picadas finas (yo puse 2 zanahorias grandes)
  • 600 g de harina de fuerza
  • 2 cucharaditas de sal (yo puse una y media)
  • 1,5 cucharaditas de azúcar moreno (yo puse blanco)

Preparación:

Disolver la levadura en el agua templada y calentar un poco la mantequilla en el microondas para que se ablande (unos segundos).

Echamos los ingredientes por el orden en que están escritos en la cubeta y ponemos el programa 5; peso 1000 gramos y tostado medio. Es el programa que menos tarda.

Una vez que haya amasado, quitamos las paletas y dejamos que leve y que hornee el pan.

Cuando haya terminado el programa, sacamos el pan y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. ¡Y a disfrutarlo!

Coca de ciruelas

Seguimos con las ciruelas, y es que hay que consumirlas antes de que se nos echen a perder. Como tengo excusa, sigo con mis dulces de frutas 😀 La receta es de Mis recetas favoritas: ella no lo hizo con ciruelas claudias, pero bueno, creo que en realidad la coca se puede hacer de cualquier fruta.

Vamos a ello.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de agua
  • 20 g de levadura fresca
  • 2 huevos
  • 70 g de azúcar
  • 100 g de patata
  • 300 g de harina de fuerza
  • 100 g de mantequilla
  • ciruelas
  • más azúcar para echar por encima de la fruta

Preparación:

Lo primero es hervir la patata durante 25 minutos. Escurrir bien y hacerla puré.

Batimos los huevos con el azúcar durante unos minutos, hasta que crezcan y blanqueen. Calentamos el agua y disolvemos la levadura en ella.

En la cubeta de la panificadora echamos la levadura disuelta en agua, los huevos, la patata y la harina y utilizamos el programa de amasado (el programa 7).

Al terminar, añadimos la mantequilla (yo la derretí un poco hasta que quedó como pomada) y volvemos a programar para amasar otros 15 minutos.

Luego extendemos la masa con el rodillo, colocamos en la bandeja de horno y dejamos levar durante una hora. Entonces precalentamos el horno a 180º C, colocamos la fruta cortada, espolvoreamos con azúcar al gusto y horneamos durante 20 minutos, hasta que la masa se dore. Dejar enfriar sobre una rejilla y ¡a comer!

Coca de verduras (2)

Tenemos que ir retomando el blog poco a poco, que Inma y yo somos culpables de abandono y esto no puede ser. A partir de ahora publicaremos menos frecuentemente, con una o dos entradas semanales como máximo (a no ser que tengamos miles de recetas pendientes, que no creo!).

Voy a empezar despacito, con una receta que en su día publicó Inma y que le he copiado muchísimas veces, aunque con ingredientes un poco diferentes.

Ingredientes:

Para la masa:

  • 50 ml de aceite de oliva
  • 50 g de mantequilla derretida
  • 100 ml de agua templada
  • 20 g de levadura fresca
  • 300 g de harina (normal o de fuerza)
  • media cucharadita de sal

Verduras:

  • media cebolla
  • un calabacín pequeño
  • dos zanahorias
  • un pimiento rojo pequeño
  • una lata pequeña de tomate entero natural
  • aceite, sal y orégano

Preparación:

La masa la hago en la panificadora: primero echamos el agua templada con la levadura disuelta, el aceite, la mantequilla derretida, y la harina con la sal. Programa 7, que es un amasado de 15 mintuos. Luego se deja reposar dudrante una hora, que crezca, y se estira con un rodillo.

Todas las verduras, excepto el tomate, las pico finas y las rehogo durante 10 – 15 minutos en una cazuela con aceite de oliva y sal. Lo suelo hacer mientras va creciendo la masa; así cuando la estiro y doy forma, ya tengo todo preparado.

Precalentamos el horno a 180º C. Sobre la masa echo primero salsa de tomate que “sobra” en el bote; luego pico 3 – 4 tomates encima y les espolvoreo un poco de orégano. Con cuidado de no salirse de la masa, vamos echando encima todas las verduras. Introducimos la coca en el horno y dejamos que se haga durante 20 – 30 minutos.

¡Y lista!

Panecillos de hamburguesa

Esta receta la vi en Kanela y limón y la hice con la panificadora, que la tenía a la pobre criando telarañas. Salen unos bollos riquísimos.

Ingredientes:

  • 240 g de agua templada
  • 12 g de levadura fresca (la mitad de un cubito del mercadona)
  • 55 g de azúcar
  • 3/4 cucharadita de sal
  • 500 g de harina de fuerza
  • 30 g de mantequilla
  • Para pintar las hamburguesas: un poco de leche y semillas de sésamo

Preparación:

Se introducen en la panificadora todos los ingredientes (excepto la mantequilla, leche y el sésamo) por el orden en que están escritos, diluyendo antes la levadura en el agua templada.

Utilizamos el programa 7; sólo amasado, que dura 15 minutos.

Mientras, preparamos la mantequilla para que quede en pomada: unos segundos al microondas para que se ablande pero no se derrita (que quede como una pomada).

Cuando acabe el programa de amasar, añadimos la mantequill y volvemos a programar otrso 15 minutos de amasado.

Transcurrido el tiempo, introducimos la masa en un bol untado de aceite y tapamos con papel film. Dejamos levar una hora u hora y media.

Amasamos un poquito para quitar el gas a la masa y, con las manos untadas de aceite, vamos formando bollitos (cuidado que crecen: hay que hacerlos algo más pequeños de lo que queremos que salgan) y los colocamos en la bandeja de horno cubierta de papel vegetal. Dejamos levar otra hora.

Precalentamos el horno a 180º C y, mientras tanto, pintamos los bollos con leche y espolvoreamos el sésamo. Horneamos unos 15 minutos, hasta que se doren por arriba, y dejamos enfriar en una rejilla.

Sirven para hamburguesas, bocadillos o lo que nos apetezca. Acuérdate de guardar en un recipiente hermético los que no vayas a usar en el mismo día, para que no se endurezcan.

Paso a paso:

Pan integral de leche

He empezado a usar un poquito más la panificadora para su fin principal: hacer pan 😉 Estoy intentando no ver recetas por los blogs y ponerme con el folleto de recetas que viene con la máquina, pero no lo he conseguido por el momento, así que he hecho esta receta que he visto aquí. Me quedó muy rico. Ojo si lo hacéis por el enlace que pongo, que creo que se ha confundido y ha puesto demasiada sal: no hay que echar tanta.

Ingredientes:

  • 200 ml de leche
  • 70 ml de agua templada
  • zumo de medio limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de azúcar
  • media cucharadita de sal
  • 25 g de levadura fresca
  • 500 g de harina integral

Preparación:

En la panificadora se colocan los ingredientes por el orden en el que están escritos, pero la levadura hay que disolverla en el agua previamente.

Utilicé el programa 4 de panes dulces; 750 gramos y poco cocido.

No olvidéis, al terminar, esperar 10 minutillos y luego sacar el pan y dejar que enfríe completamente sobre una rejilla. Se conserva durante 3 días bastante bien.

Pan de café

Este es mi primer pan de verdad. Digo esto porque antes he hecho pan en la panificadora con esos preparados del Lidl en los que sólo tienes que echar agua y listos, pero quería hacer un pan-pan.

Pues bien, vi esta receta y decidí que este pan me iba a encantar, así que me animé. Recuerdo a todo el mundo que también se puede hacer a mano.

Ingredientes:

  • 150 ml de agua
  • 2 cucharadas soperas de café soluble
  • 50 g de mantequilla
  • 25 g de levadura fresca
  • 1 huevo grande
  • 50 g de azúcar moreno (también vale blanco)
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 350 g de harina de fuerza
  • 50 g de nueces trituradas

Preparación:

Calentar el agua y disolver el café en ella; dejar enfriar. Derretir la mantequilla. Batir el huevo.

Cuando el café esté templado, se disuelve la levadura en él. Echamos los ingredientes en la panificadora, primero los líquidos y luego los sólidos: café, mantequilla, huevo, azúcar, sal, harina.

El programa que yo usé es el 4 (panes dulces), y consta de dos amasados, dos levados y luego el horneado. Las nueces se añaden en la mitad del segundo amasado (cuando pita).

Ahora me pregunto por qué no hago más panes, ¡¡con lo sencillo que es con el aparatejo este!!

Anotaciones:

Creo que le eché demasiada levadura; como en la receta original utilizaban levadura en polvo, no supe calcular y eché un cubito entero de levadura fresca. Queda un pan muy esponjoso, pero si se quiere más compacto, supongo que con echar medio cubito también salga bien.

El sabor: sabe y huele a café, pero no es un sabor excesivo; es bastante suave.