Arroz con leche… con dos variantes.

Tal vez ya los muchachos de hoy no jueguen a aquello que se acompañaba de la tradicional canción:

Arroz con leche se quiere casar
con una viudita de la capital…

Lo que sí es seguro es que en muchísimas casas, por muy modernas que sean, aún hay alguna persona que sabe hacer el afamado dulce de arroz con leche. Por eso, hoy traigo dos variantes muy sencillas. Primero, recordemos la receta de nuestros abuelitos:

Pongamos 1 taza y media de arroz a ablandar en abundante agua, con unos palitos de canela y una pizquita de sal. Cuando el grano esté abierto, blando, ligeramente cremoso, se le adiciona 1 litro de leche. Hay que recordar que no podemos alejarnos de la cocina, pues para que el dulce quede bien, es necesario revolver con frecuencia evitando que se formen grumos y se pegue en el fondo de la cazuela.
Cuando hierve la leche, se le agregan 3 tazas de azúcar blanca y se baja un poco la llama. Paciencia ahora, no dejar de revolver, porque esto lleva tiempo. Cuando se haya obtenido una crema, en que el grano de arroz esté bien blando, pero con cuidado de que no se desintegre ni se haga una pasta, entonces, hemos terminado. Solo queda servirlo, espolvorearlo con canela y degustarlo.

¿Cuáles son las variantes?

Al primer plato le hemos añadido, después del azúcar, una taza de dulce de coco. Pudiera ser más, pero entonces perdería el sabor original y lo agradable de esta combinación es encontrar un ligero sabor a coco mientras comemos el dulce.

La segunda variante tiene que ver más con la presentación, pues consiste en hacer, con algunas cucharadas de azúcar, un caramelo ligero, no muy quemado y derramarlo por la superficie del dulce después que esté fresco y haya hecho esa capita superior que todos conocemos.

Con estas variantes sencillas, podemos repetir este dulce tradicional sin que nadie se aburra… ¿verdad?

4 thoughts on “Arroz con leche… con dos variantes.

  1. Pues yo con el caramelo nunca lo había probado; sólo con canela. Lo del coco tampoco pero es que el coco no me gusta demasiado. Y nunca he hecho arroz con leche, la verdad, así que tengo que subsanar esta situación lo antes posible😀

  2. Ade, con estas variantes el arroz con leche tiene que estar de muerte, la última, la del caramelo, se parece a la que propuso Lammemoor de quemar la superficie. Uy, lo que he aprendido de arroces…

  3. La primera vez que hice arroz con leche tenía unos 13 años y fue con mi prima, uno de esos interminables veranos de la infancia. Casi fue la última, porque me gusta demasiado y no pararía.
    La canción se cantaba en España pero algo cambiada
    “Arroz con leche, me quiero casar con una mujer que sepa coser, que sepa..”
    No sé cómo seguía, que sepa cocinar como tú, supongo, porque lo del caramelo tiene una pinta…

  4. Ade, que pinta tiene, debe estar buenísimo. Y seguimos con recetas adelgazantes jejeje.
    A pesar de todo me dan unas ganas de hacerlo.
    Un saludo
    Teresa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s