Calostro

El calostro es la primera leche que producen los mamíferos, tiene mucha materia grasa y se vuelve sólida con el calor.

En varias ocasiones me han regalado calostro caprino algún vecino del pueblo. Para mí es capricho de dioses para los no lecheros es un producto incomestible.

Se pone al fuego en una olla, se le echa una rama de canela, la piel de un limón y un poco de azúcar. Hay que remover sin parar. Va cogiendo consistencia, dependiendo del tiempo que esté al fuego y de la frescura de la leche.

Se puede comer frío o calentito, añadirle más azúcar o miel, según gusto de cada cual.

La próxima vez que me den calostro, los voy a cuajar y emplear como requesón en una receta de tarta de queso y miel. Ya os contaré…

About these ads

5 thoughts on “Calostro

  1. Q curioso, no había oído hablar nunca de ello, aunque como bien apuntas yo no podría tomarlo, odio los lácteos, tanto la leche en sí como los yogures, tan sólo me gusta el queso

  2. Humm ahora no lo sé exactamente, pero creo que es un líquido más proteico que graso. Está lleno de anticuerpos para los recién nacidos, para protegerles en los primeros días antes de que puedan desarrollar su propia inmunidad, por eso lo digo.
    Ahora no penséis que esos anticuerpos valen para nosotros, ya que al calentarlo, se desnaturalizan y quedan en proteínas normalitas, pero proteínas.
    Yo jamás lo he probado, pero estoy segura de que me gustará (al acecho de las vacas que me encuentre, jeje)

  3. Ten cuidado Isi, no vayas a encontrarte con una brava. Porque coger el calostro de una vaca brava, tiene que ser la leche. ;-)

    Yo tampoco soy de lácteos, salvo queso, por eso cuando me ofrecen calostro siempre digo: A mi señora le encanta…

    SALUD

  4. jaja Enrique, si te cuento que la primera y única vez que intenté ordeñar a una vaca, esta tenía mamitis: no sacaba leche (ni calostro ni nada!) y yo intentando e intentando… la vaca acabaría hasta los mismísimos de mí!
    Todo fue cosa del profesor para dejarme en ridículo (cada día mandaba hacer algo que él sabía que no se podía hacer), pero luego fui a por otro cuarterón y conseguí sacar leche. No me pareció tan difícil si no había mamitis (y si la vaca estaba atada, claro) ;)

    Pues nada si alguna vez pruebo el calostro, os contaré, pero lo veo difícil…

  5. Me solidarizo con la vaca porque lo de la mastitis duele… Y el profe, que malaje el pobrecito…

    Pues a mí me han vuelto a regalar calostro, los he hecho sin añadirles nada, sólo hasta que se han cuajado con el calor de la vitro, los he echado en unos vasitos de barro, y a modo de cuajada, les añado miel cuando los voy a comer. Me acabo de tomar uno de postre ¡qué rico!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s